La descarga de Cangas del Narcea

El éxtasis de la Descarga toma Cangas del Narcea

Miles de voladores “rompen el cielo” en una traca épica

Celebración por todo lo alto en el fin de semana más especial para Cangas del Narcea que volvió a hacer de su descarga un símbolo para la región. Millares de jóvenes abarrotaron el pueblo durante el fin de semana en el que el ambiente a pólvora envolvió la hermosa región. Desde los más pequeños con petardos y voladores hasta los mayores esperaron durante todo el fin de semana la ansiada tirada de voladores, que como no, volvió a ser tan atronadora como otros años.

Sin embargo, la fiesta de Cangas da para mucho más. Y es que a pesar del intenso calor, el pueblo estuvo abarrotado prácticamente las 48 horas previas al gran estallido (Domingo, 20:00) porque la celebración se vive por todo lo alto. Allí, miles de romeros se reunían por las calles disfrutando de todo tipo de bebida y comida. No falto el tradicional vino de la zona, ni tampoco las cervezas, sidra, caipiriñás y demás refrescos necesarias para soportar el intenso calor. Y más en los momentos previos a la gran tirada, en la que la gente empezaba a las 17:00 a coger el mejor sitio. Y todo ello bajo un sol que hacía subir el mercurio hasta los 26 grados pasadas las siete de la tarde y sin una sola nube en el cielo, que pareció apagarse con  la inmensa cantidad de voladores saliendo desde todas partes para convertir el azul claro en una nube de pólvora. Cuando no parecía posible subir los decibelios llegó una traca final que hizo temblar a los espectadores.

Voladores de la descarga de Cangas del Narcea

Voladores de la descarga de Cangas del Narcea

Para los aficionados a este tipo de artilugios la descarga es un símbolo y la asfixiante espera del domingo mereció la pena. No obstante, la noche del sábado fue un gran aperitivo con unos fuegos artificiales que sorprendieron por su gran variedad y cantidad (con un espectáculo que parecía inagotable, pues además del acto principal en diferentes partes del pueblo no paraban de estallar gran cantidad de luces hasta la 1:30 de la madrugada).

Eso si, el plato principal era el del domingo: que manera de tirar voladores. La pólvora rodeó el pueblo y miles de palos volaban por los aires durante 10 eternos minutos en los que los tímpanos de los espectadores sufrían por la gran intensidad. Algunos en la gran traca final, no pudieron aguantar y tuvieron que ponerse las manos en las orejas. Otros, los más precavidos, fueron a disfrutar de los voladores con tapones. Aunque la gran mayoría aguantó con orgullo el dolor. Todos juntos compartieron el “subidón” de ver apagarse los últimos voladores para ahogarse en un multitudinario grito a la vez que la música comenzaba en los bares, porque a pesar de ser domingo y que la noche del sábado había sido muy intensa, el cansancio no puede con las ganas de aprovechar la fiesta de Cangas del Narcea al máximo.

Por otro lado, el fin de semana fue de lo más animado para los que decidieron disfrutar de varios días, ya que la noche del sábado la ciudad vivió un espectacular ambiente con musica en todos los pubs, charanga y dos orquestas (Tekila y La última Legión) para que la fiesta recorriese todo el pueblo. Y no hasta las dos o las tres de la mañana, no. Si no hasta el amanecer y mucho más porque la música “techno” siguió sonando hasta bien entrada la mañana.

La orquesta Tekila durante su actuación en Cangas del Narcea

La orquesta Tekila durante su actuación en Cangas del Narcea

Camping habilitado

Además, fueron muchos jóvenes los que decidieron acampar para vivir el fin de semana sin tener que preocuparse de coger el coche. La mejor opción era un camping (cuyos precios eran de 30€ por tienda de campaña pequeñas (3 personas) y 40€ para las grandes). Aunque puede parecer algo caro, el precio incluye parking y está a cinco minutos de la fiesta (junto a la gasolinera) puesto que es una zona habilitada que en su día a día es la bolera asturiana de Cangas del Narcea. Otros se expusieron a una multa clavando sus piquetas en zonas cercanas al río. También cabe destacar que prácticamente no había un solo sitio para aparcar y muchos se veían obligados a dejar su coche a gran distancia de Cangas. No obstante, hay disponibles parking (5€) cuando el pueblo se satura y la policía impide el acceso.

Advertisements
This entry was posted in Fiestas de Prao and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s