El Sporting aprende a sufrir en El Molinón

El equipo de Paco Herrera venció sin brilló al Lorca gracias a un gol de Rubén García al borde del descanso tras un penalti cometido sobre Stefan Scepovic. Carmona ejecutó la pena máxima pero el guardameta visitante realizó una gran estirada. Roberto Canella recogió el rechace y le sirvió en bandeja el gol al extremo valenciano que solo tuvo que cabecear en el segundo palo.

El Sporting supo resistir las oleadas de un Lorca que dejó destellos de calidad gracias a sus dos mejores jugadores: Nando y Eugeni. Por su parte, el Sporting saltó a El Molinón con la moral tocada, el empate ante el Oviedo, la dura derrota ante el Numancia (3-0) y la eliminación en Copa estaban en la mete de jugadores y afición. Además, tampoco ayudó que no de sus hombre de referencia (Moi Gómez) partiese desde el banquillo. Su sitio lo ocupó Aléx López y de sus botas salió brillo. Sin embargo, la primera gran ocasión fue para el Lorca tras un desajuste defensivo de Fede Barba que permitió a Nando recibir solo al borde del área. El extremo falló y El Molinón se impaciento reflejandolo con una pitada.

Tras el partido, Paco Herrerá explicó que su equipo sufre “ansiedad”, que se precipita en los pases y no toma las decisiones correctas. El técnico no pudo ser más preciso. Así, uno de los jugadores que mejores sensaciones había dejado en la pretemporada -Barba- es un nudo de nervios. La buena noticia la aportó Alex Pérez, el central fue uno de los más destacados. De hecho, pudo adelantar al Sporting con un cabezazo tras un córner que se estampó en el larguero.

Por su parte, el otro Alex del equipo -López- demuestra que sabe jugar al fútbol. De sus botas salió un gran pase para Jordi Calabera. El lateral, muy profundo, colgó un pase raso al punto de penalti, Santos la cedió para Scepovic y Stefan aguantó el balón hasta que fue derribado por el portero. Corría el minuto 43 y Carmona tras pactar con Santos y Stefan colocó el balón en el punto de penalti. El 10 falló, pero llegó uno de los hombre del partido (con el permiso de Diego Mariño), Roberto Canella, quien previamente había probado al guardameta con un fuerte disparo tras una gran internada en el área. Esta vez, Canella colgó el balón al segundo palo y Rubén García solo tuvo que empujarla.

Tras el descanso, el Sporting pudo sentenciar. La primera ocasión fue para Rubén García tras un buen pase en profundidad de Santos y posteriormente Carmona en un mano a mano que sacó el guardameta. En el fútbol, el que perdona lo paga. Sin embargo, esto no es la primera división y los equipos necesitan más ocasiones para hacer un gol. Además, el Sporting cuenta bajo palos con Mariño, que una vez recuperado de su lesión muscular, quiso demostrar que Dani Martín debe esperar. El meta cuajó una gran actuación para alegría de un Sporting que veía peligrar su renta. Finalmente, el marcador no se movió y el Sporting supo aguantar con la portería a cero.

 

Advertisements
This entry was posted in Real Sporting de Gijón and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s