Osasuna deja muy tocado al Sporting

El conjunto de Paco Herrera pierde por dos goles a cero en El Sadar y confirma la peor de las sensaciones: no sabe a lo que juega.

La jornada del domingo se presentaba dura para la afición rojiblanca: un estadio difícil y con los resultados sin acompañar (había ganado el Numancia y el Granada), sin embargo, una de las mejores plantillas de la categoría tiene la obligación de competir en todos los campos. Lejos de ser así, los primeros 45 minutos mostraron un equipo que perfectamente podría ser el colista: sin una imagen en el campo ni un estilo de juego definido, el conjunto gijones fue vapuleado por un Osasuna que pudo sentenciar el choque antes del descanso. Pese a ello, el marcador “solamente” reflejaba un 1-0 al cabo del primer tiempo. Las sensaciones totalmente opuestas: El Sporting no generaba peligro y el Osasuna hacía lo que quería. De hecho, la falta de puntería de los locales y un inspirado Mariño evitaron una sangría mayor.

El 1-0 llegó tras una buena internada de Sebastián Coris por la banda de Canella. El extremo llego hasta la línea de fondo, ante un Mariño que optó por cubrir el primer palo, y dejó el gol en bandeja a Roberto Torres. El 10 de Osasuna, completamente solo dentro del área, no perdonó. A partir de ahí, el Sporting siguió cuesta abajo. Parecía que el equipo de Paco Herrera tenía nueve sobre el campo, y es que el encuentro terminó sin noticias de Moi Gómez ni Carmona (ambos sustituidos en la segunda parte). Así, la afición rojilla pudo ver como el conjunto de Diego Martínez jugaba con el de Herrera.

Tras el descanso, la suerte no estuvo a favor de los visitantes. El Sporting salió muy metido los primeros quince minutos y Osasuna empezó a conceder terreno. Primero Stefan Scepovic en un intento de cabeza y posteriormente Alex López desde el centro del área pudieron equilibrar el partido. Sin embargo, fue el ex rojiblanco David Rodríguez quien enganchó un buen remate para hacer el 2-0.

Tras el segundo gol, Herrera movió el banquillo. Su esquema, que a priori iba a reforzar el centro del campo, fue ineficaz y optó por meter a Michael Santos en detrimento de Carmona, volviendo así a un 4-3-3. No obstante, la imagen no mejoró y el equipo visitante se dejó ir. Con el pitido final acabó la agonía rojiblanca.

Advertisements
This entry was posted in Real Sporting de Gijón and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s